Make your own free website on Tripod.com

UNIVERSIDAD DE COLIMAUNIVERSIDAD DE COLIMA
MARIA AHUMADA DE GOMEZ..

Fundadora del Museo de las Culturas de Occidente.


Nació el 14 de agosto de 1907 en la población de Villa de Álvarez, Colima, sus padres fueron Felipe Ahumada Centeno y Abundia Peregrina Gaytán, él agricultor y ella ama de casa.

Estudio en la escuela Donato Guerra y posteriormente, ya casada, tuvo maestros de historia, dibujo y artes. El 6 de julio de 1922 contrajo matrimonio en Villa de Alvarez con Enrrique Gómez Ramírez, de ocupación mecánico, hombre liberal que siempre la apoyó.

Doña María tuvo amistad con la viuda de Ricardo Flores Magón que vivió en Colima durante algunos años y fundo una Asociación Femenil que estuvo muy ligada con los movimientos campesinos. A esta asociación perteneció Doña María. Posteriormente conoció a doña Eulalia Guzmán y otro grupo de gente muy ligada a la educación en México, ala historia en materia de trabajo, conformaron en ella una personalidad singular.

Por muchos años se dedicó a ayudar a campesinos y a grupos indígenas de Tecomán, Ixtlahuacán y Cofradía de Suchitlán, comprándoles las artesanías que hacían, no tanto para comerciar, sino con el propósito de ayudarlos, brindándoles también su casa a personas de los pueblos de muy escasos recursos para que pudieran venir a estudiar ala ciudad. Todo esto d una manera desprendida y discreta, a p esar de no contar ella con grandes recursos económicos.

Su pasión por la arqueología comenzó en 1932, cuando construían la carretera nacional ala altura del río Salado. Al dinamitar el cerro un trabajador encontró fósiles al parecer de mamut, esto llamó su atención y, motivada, siguió buscando y encontrando objetos que más tarde conoció como vestigios de pasadas civilizaciones.

Su interes de conservar y rescatar las piezas arqueológicas de Colima, hizo que empesara a relacionarse con gente que tuvo un gran significado en la vida cultural del país. Personalidades como Diego Rivera, Isabel Nelly, Dolores Olmeda, entre otros estudiosos interesados en la cultura nacional.

La colección comenzó a formarse por piezas que compró principalmente a campesinos, quienes colaboraron con sus investigaciones, dejando los entierros o tumbas al descubierto, hasta que ella daba fé de la situación del hallazgo dibujando, sacando datos, y motivándolos, al mismo tiempo que los concientizaba para que no vendieran las piezas encontradas a personas que lucraran con ellas.

A partir de ls años treinta se empezó a revalorar y a reapuntar las raíces culturales de México, ocasionado esto un redescubrimiento de la cultura indígena.

La casa de doña María fue ubicada como un punto importante para estudiar, analizar y discutir sobre la arqueología colimense, ya que les permitía acercarse a una colección particular, no a un museo. Esto originó que tuviera contacto con una corriente de intelectuales e historiadores mexicanos y extranjeros, que encontraban en su colección objetos de diversas épocas y que les daba por lo menos un primer paso para especular sobre una antigua cultura colimense.

Esta colección estuvo primeramente en palacio de gobierno, después por la calle Gregorio Torres Quintero, luego en el edificio del PRI, más tarde, ya con una mejor ubicación de las piezas en el edificio de la antigua Universidad de Colima, y actualmente en uno de los módulos que conforman la Casa de la Cultura de Colima.

Más de treinta años tardó doña María en formar su colección de piezas arqueológicas, hasta que en 1962 se inauguró el primer museo, formalmente, por el entonces presidente de a república Adolfo López Mateos. Después doña María acrecentó su colección a un poco más de cuatro mil piezas arqueológicas.

Durante el gobierno del profesor Pablo Silva García, el congreso del Estado le otorgó la Medalla “Gral. Manuel Álvarez” por su labor altruista en el campo de la promoción y del servicio. En el periodo de la Licenciada Griselda Álvarez se le otorgó un homenaje al imponer su nombre al Museo de las Culturas Occidentales.

Esta colección fue donada por doña María Ahumada de Gómez al pueblo de Colima y de México, y gracias a ella tenemos uno de los más importantes museos de las culturas antiguas que poblaron nuestro país y , en especial, de esta región.

Doña María Ahumada de Gómez murió en la ciudad de Colima el 23 de junio de 1991.




pieza arqueológicaspieza arqueológicaspieza arqueológicas


UNIVERSIDAD DE COLIMAUNIVERSIDAD DE COLIMA

Pagina principal de Personajes